¿Por qué nos cuesta tanto trabajo tomar decisiones?

¿Qué ver en Netflix?, ¿Qué carrera elegir? La vida, una constante encrucijada.

Por Valeria Bigurra jueves, octubre 11, 2018 comentarios

¿Por qué nos cuesta tanto trabajo tomar decisiones?

Elegir qué ver en Netflix siempre es complicado cuando no llevas ya un título específico en mente; el contenido es tan vasto que muchas veces pasas más tiempo decidiendo lo que quieres mirar que lo que realmente dura una película o serie.

Incluso, en ocasiones hay quienes al final deciden mejor no ver nada, o ver una y otra vez la misma cosa; esto es algo común en la sociedad y no sólo con Netflix, sino en muchas situaciones diferentes, pero tiene una explicación científica, y un grupo de investigadores ha publicado la razón.

¿Por qué nos cuesta tanto trabajo tomar decisiones?

El estudio de la revista Nature menciona que a los humanos nos cuesta mucho trabajo elegir algo cuando tenemos muchas opciones enfrente, y esto es porque esa situación nos abruma y nos bloquea.

Los investigadores realizaron una prueba diseñada por ellos en la que un grupo de voluntarios debía elegir entre seis, 12 y 24 opciones de souvenirs para regalar, y  posteriormente se analizarían sus respuestas cerebrales con una máquina de resonancia.

Al analizar el cerebro de los voluntarios, encontraron que las regiones del córtex del cíngulo anterior y el cuerpo estriado – áreas que están asociadas con la toma de decisiones y las emociones –  eran las que más actividad presentaban a la hora de elegir, y mientras más opciones existieran esas partes del cerebro registraban una mayor actividad.

Fue así como el estudio demostró que los humanos se sienten abrumados cuando se les presentan muchas opciones para elegir, generando así una sensación de insatisfacción, pues al tomar una decisión surgen dudas sobre si la elección fue la correcta.

Por otro lado, mientras más opciones hay, mayores son las expectativas de que podemos elegir algo mejor, y al ser las expectativas muy altas, la posibilidad de decepción es mayor; además, al elegir una opción, perdemos aquello que nos gustaba de las otras opciones.

Son estos factores los que hacen que en ocasiones, cuando una persona tiene que elegir entre demasiadas posibilidades, puede que termine por no elegir ninguna en absoluto, o que posponga la elección indefinidamente, debido al trabajo que conlleva esa elección.

Uno pensaría que tener muchas opciones podría incrementar el bienestar, pero cuando el número es excesivo, en vez de sentir libertad, nos sentimos más bloqueados y es por eso que tomar una decisión puede llegar a llevarnos mucho tiempo.

¿Por qué nos cuesta tanto trabajo tomar decisiones?

En el caso de Netflix los algoritmos nos ayudan a que el contenido que nos aparece tenga algo que ver con nuestros gustos, pero algunas veces sigue siendo demasiado, por lo que aquí les damos unos tips que podrían ayudarte a tomar decisiones, no sólo en cuestión de qué verás en la televisión, sino también en la vida en general.

  1. Descarta todo aquello que no quieras. Esto podría parecer fácil, pero los humanos tendemos a pensar que nos estamos perdiendo algo cuando no elegimos cierta cosa. Pero para tomar una decisión hay que reducir el número de opciones, y descartar algo que podría haberte gustado, es un riesgo que se debe estar dispuesto a tomar.
  2. No busques la perfección. Las personas que buscan la elección perfecta, suelen gastar demasiada energía y tiempo tratando de elegir y suelen tener más depresión y ansiedad, e incluso llegan a arrepentirse más de sus decisiones.
  3. Elige tus luchas. Debes saber cuándo vale la pena gastar tiempo y esfuerzo tomando una decisión y cuando no es tan necesario. Céntrate en lo que de verdad importa.
  4. Comprométete con tus decisiones. Si decides hacer algo, o incluso ver algo, termínalo. Piensa que por algo elegiste eso, y trata de disfrutarlo y aprender lo más que puedas de la situación. Lo importante es darle una oportunidad a las decisiones que tomes.
  5. Céntrate en lo positivo. Muchas veces las personas desgastamos demasiada energía enfocándonos en las cosas malas de una cosa o situación; sin embargo, si te detienes un momento y cambias tu perspectiva de ver las cosas, te darás cuenta de que siempre hay cosas positivas por las que vale la pena continuar.

Lo más importante para tomar una decisión es conocerte a ti mismo y saber qué es lo que quieres, o al menos que es lo que buscas, ya sea en un momento determinado, o en el futuro.

Yendo más allá de la decisión sobre qué película ver en Netflix, nuestras vidas están llenas de elecciones, que van desde qué comer, y qué ponernos, hasta qué carrera elegir, o en dónde queremos trabajar.

¿Por qué nos cuesta tanto trabajo tomar decisiones?

Al final del día, son las decisiones que tomamos las que nos definen como personas, son ellas las que incluso pueden llegar a definir nuestras vidas, para bien o para mal; por eso es importante saber cuándo tomar una decisión amerita un análisis más detallado y cuándo no.

Y lo más importante es tomar decisiones por y para ti, y no por los demás; pues muchas veces elegimos algo porque es lo que alguien más quiere o porque es lo más conveniente, pero son justo esas decisiones de las que puedes llegar a arrepentirte con el paso del tiempo.

Finalmente, recuerda que las peores decisiones en la vida, son aquellas que se toman basándose en el miedo, y siempre es mejor arriesgarse a tomar una decisión equivocada, que vivir toda la vida preguntándote ¿Qué hubiera pasado si lo hubieras hecho?